viernes, 15 de mayo de 2009

Quantum of solace


Hace no mucho comentaba por aquí de como se puede pasar de 'Pride and Glory' a 'Cuestión de Honor', y decía que el encargado de traducir los títulos del inglés a español era un paquete y tenía un trabajo muy fácil. Bien. Es hora de rectificar y decir que hay veces que un título es intraducible. ¿Alguien sabe lo que significa 'Quantum of solace'? Los que piensen como yo que quiere decir algo así como 'cuanto de sol' abstengansé de comentar. Me parece un acierto dejar el título tal y como está en vez de meter la gamba con alguna frase típica del estilo: ¡Olvídate de mí! (cuyo título original es Eternal Sunshine of the Spotless Mind - ¿eterno resplandor de una mente sin recuerdos?).


Nueva entrega de la saga de espias más famosa del cine, del agente secreto que se come con patatas a los demás y hace que Ethan Hawk o Jason Bourne parezcan maricones: JAMES BOND. Esta vez, 007 se mete en un embolao para impedir el apoyo a un golpe de estado en Venezuela. Para el golpe el dictador de turno cuenta con la ayuda de una empresa especializada en este tipo de cosas (ingeniosamente camuflada en una agencia de protección mediambiental) y sobre todo con el respaldo de los gobiernos (y sus sevicios secretos) de Inglaterra y EEUU. El dictador consigue el control del país, la empresa consigue controlar los suministros de agua y los gobiernos consiguen petroleo.. pero claro, Bond no puede permitir todo esto.


Como hemos dicho antes el gobierno de inglaterra está directamente metido en el ajo, por lo que no puede ni quiere apoyar a Bond. Es curioso como cambian las tornas y ahora es el cine el que bebe directamente de la influencia de algunas series, porque esto tiene un parecido más que razonable con alguna trama que hemos podido ver en las últimas temporadas de 24 (serie que os recomiendo encarecidamente ver). En cualquier caso la historia esta bastante bien y tiene la complejidad justa para que no sea una película sin argumento pero ni Syriana.


Una vez comentada la historia de la película de Bond, nos quedan por analizar las escenas de acción y las modelitos. Respecto a las escenas de acción, hay que decir que se sigue en la misma linea marcada por la anterior película, algo más realista, sangrienta y cruda. Bueno, entiendase por realismo que dos personas incendien un hotel en medio del desierto y maten ellos solos a unos 40 tios, pero en general disparan adrenalina, parece que los golpes duelen de verdad y no se usan cachibaches demasiado fantásitocos. En el tema de los modelitos, la guapa acompañante del agente secreo en este caso es Gemma Arterton, actriz no muy conocida pero que cumple perfectamente su papel en todas las 4 frases que tiene que decir en la película.


Daniel Craig hace el papel que le deja el personaje, aquí han querido meter una subtrama y hacernos ver a un bond atormentado (por lo que le pasó en Casino Royale). Digamos que el actor se desenvuelve mejor con una pistola en la mano que con una conversación sobre su vida. Por cierto, hablando de actores hay que comentar que uno de los villanos de la película es Fernando Guillén Cuervo, que ha seguido la estela de Luis Tosar, Javier Bardem o Jordi Moya y ha interpretado un papel de malote hispano.


En definitiva, esta película ofrece lo que promete: acción, espionaje, entretenimiento.. totalmente recomendable para los seguidores de la saga y de las películas de acción en general.


Lo mejor: una historia entretenida, unas escenas de acción realistas


Lo peor: en ciertos momentos la película pierde intensidad.


Nota: 6/10