sábado, 7 de agosto de 2010

La solución final


"Las SS creen que las leyes son como los helados, que se pueden derretir en cualquier momento"


La historia son momentos, ¿no? algunos instantes importantes en un mar de momentos intrascendentes. El otro día, charlando animosamente sobre la ida de pelota general que supuso el nazismo (todavía no entiendo como una conversación puede derivar ahi..), me preguntaba en que momento concreto de la historia los alemanes perdieron los estribos hasta tal punto de decidir hacer campos de concentración y gasear judios.. Pues resulta que eso está más que definido, se llama Conferencia de Wannsee y además hay una película que explica exactamente esa reunión: 'la solución final'.

El 20 de Julio de 1942, la flor y nata de los distintos ejes del movimiento aleman (SS, dirección del partido, asuntos exteriores, justicia e inmigración..) se reúnen en una mansión a las afueras de Berlin para discutir el destino de los aproximadamente cinco millones de judios presentes en los diferentes territorios ocupados (por lo visto también contaban con Rusia). Allí, Reinchard Heydrich, general de las SS y máximo encargado de la seguridad del tercer Reich expone  y 'consensua' la solución final, que poco más o menos todos sabemos en que consistió. Los 20 asistentes recibieron una copia del acta de la reunión días después con la orden expresa de quemarla, pero por lo visto a alguno se le escapo y gracias a ese documento, encontrado poco despúes en el Ministerio de Asuntos Exteriores Alemán (1947), se puedo conocer la historia (y hacer esta película).

Así pues, existe una parte inventada y el contenido de la reunión en sí es una transcripción del documento original. Mirad, hablaré de esta película desde un punto de vista cinematográfico, porque historicamente se me escapan cientos de cosas.. y es que es eso, estamos ante un film que es infinitamente rico en detalles, donde nada es al azar y de esos que requieren un segundo, tercer y cuarto visionado para sacarle todo el partido.

Una sala, una conversación, una hora y media de película. No le hace falta ningún fuego artificial ni ningún giro argumental para embaucarte, tenerte con la boca abierta desde el principio al fin. No sé si conocéis muchas, pero esta es una de esas películas en las que aguantas un poco más antes de darle al pause para ir al servicio, una de esas que si la ves con alguien medianamente ilustrado necesitas pararla 20 veces para comentar los detalles, generando conversaciones de media hora.

Porque esto no es un simple retrato de cuan poseídos por el diablo estaban los nazis, que también, es una fotografía de las distintas secciones del régimen, sus distintos puntos de vista, tensiones internas, del creciente poder que la guerra les estaba dando a las SS y sobre todo, del escaso o nulo margen de maniobra que tenían los osados a discrepar, aunque fuera ligeramente, con la linea de pensamiento que ponía Heydrich.

Como en tantas otras películas tan limitadas en escenario y acción (me viene a la cabeza El Pez Gordo), se depende muchísimo de la definición de los personajes y del partido que a esta le saquen los actores. Pues bien, estas dos cosas son los puntos fuertes de esta obra de arte. Soberbios es la única palabras que se me viene a la mente para definir a Kenneth Branagh, Stanley Tucci (Eichmann) y sobre todo, Colin Firth (Stuckart). Para cada personaje y su forma de actuar en esta película, hay para escribir un libro y me llamó muchísimo la atención que incluso cuando están en un segundo plano, están tremendos, pudiéndose sacar al menos tanto de ellos de lo que dicen como de lo que callan.

La Solución Final es un tele-film, producida por la HBO, que parece ser que no se conforma con producir las mejores series.. Aquí la dirección, es un tanto inexistente, el director quizás sabiendo que tenía un guión con muchísima fuerza y unos actores en estado de gracia, parece que dejo hacer, sin más (algo así como Vicente del Bosque en el fútbol). En cualquier caso hay alguna escena lograda como el desembarco de Heydrich o una buena elección de alguna escena un poco más liviana para descargar tanta tensión y complejidad.

¿Conclusiones? Que no es una película únicamente para los interesados en el nazismo, es una película indispensable, que da la impresión de que cuanta más veces la veas más te gusta y que cuanto más sepas más jugo le sacas. Es un inicio fantástico para empezar a investigar una parte de la historia que no deberíamos olvidar. 

2 comentarios:

Hashiko Sam dijo...

Hola que tal, ¿cómo te estás?, felicidades por el excelente blog que administra.
Quisiera poder contar con él en mis blogs, para que mis visitantes
puedan conocerlo, ya que sería de mucho interés para ellos.
Si está de acuerdo, por favor escríbame a manganimemaster@gmail.com

El Divan Digital dijo...

Me gustan tus críticas, buenas pelis seleccionadas.

Saludos del Diván Digital y suerte en el concurso de 20 minutos.