sábado, 23 de agosto de 2008

Batman, el caballero oscuro


No hay duda, están volviendo los mitos, las viejas glorias del pasado. Pienso que este movimiento del cine reciente responde básicamente a la incapacidad de los guionistas actuales de sacar algo fresco de sus cabezas, o de la fuga de buenos guionistas que cada vez más viajan del cine a las series. En fin, no es para lamentarse porque el lado positivo de todo esto
es que en cuestión de pocos años hemos visto pasar por nuestras pantallas a Indy, Rocky, Rambo, Batman.. incluso se rumorea que Aranofsky va a sacar una nueva versión de Robocop!

Y así nos encontramos con la segunda entrega de la nueva era de la saga del, para mí, super-heroe más molón del comic: Batman. No tiene sentido que cuente la historia y el ambiente de la saga Batman en general, simplemente para los que no hayais tenido la oportunidad de ver las anteriores a Nolan, diré que es una saga que empezo medianamente bien y luego en cada película iba degenerando más, llegando a límities inusitados de ridiculez, por citar algunos ejemplos: Chris O'Donell (que huele peste) haciendo de Robin, la maravillosa Batgirl o un engendro de película donde creo recordar que salía el gobernador de California haciendo de villano.

Centrandonos en esta película concretamente, hay que decir que el cambio de aires que le inyecto Christopher Nolan cuando cogió la saga es brutal, y en esta su segunda película se sigue un poco en esta dirección. Un detalle importante de la primera película es lo que le comenta el inspector de policia a nuestro super-heroe: "muy bien Batman, nos has salvado. Pero lo que me preocupa es la carrera que has empezado. Hoy estás tú, salvando a los ciudadanos de la mafia con tu antifaz, pero mañana ¿qué?".

Pues el mañana es este "el caballero oscuro", donde nos encontramos en una Gottan donde los mafiosos se han unido para hacer frente común al super heroe y donde un nuevo Fiscal viene con energías renovadas dispuesto a acabar definitivamente con la corrupción en la ciudad. Hasta ahí todo normal por Gottam. La acción empieza a fluir a partir de la irrupción en la vida pública de un tal Jocker, dispuesto a joder a los buenos y a los malos, con el único objetivo de sembrar el caos y alterar el orden establecido.

Qué os voy a contar, que nadie se engañe: es la típica película de Batman. Es decir, malos pintorescos, ambientada en una ciudad decadente al borde del colapso, escenas de acción rayando lo subrealista, bromitas de Alfred, vacileos de Bruce Wayne.. pero quizás, hay un par de cosas que la hacen un poco diferente y le hacen estar un puntito por encima del resto de lo visto últimamente: 1) está hecha magistralmente y 2) las actuaciones.

Respecto al primer punto, no creo que nadie esté en desacuerdo en que el director es un autentico crack con la cámara y los guiones. Aquí se nota que la película está cuidada al detalle, el guión suministra la acción con bastante soltura, de tal forma que aunque sean cerca de dos horas y media de película no te aburras.

Y.. mucho se ha hablado (y mucho se va a hablar) de la actuación del tristemente fallecido Heath Ledger en el papel de Jocker. ¿Se merece el Oscar postumo? ¿Es una actuación tan espectacular como dicen? En la humilde opinión de un servidor, la actuación es buena, de hecho, muy buena, pero en cualquier caso todavía es muy pronto para hablar de Oscar. A la gente no se le da un oscar por hacer una gran actuación, si no más bien por hacer 'la mejor' actuación del año. A buen seguro que las películas favoritas para los premios de la academia de este año aún no han visto la luz, por lo que esperemos un poco todos para ver si la actuación de Ledger es la mejor o no.


En referencia al resto de actores, destacaría la actuación de 2 caras (Aaron Eckhart), un actorazo de los pies a la cabeza y Christian Bale.. psss, aquí en España le mata el doblaje que le han puesto a Batman (habla como a ladridos). En cualquier caso no es un personaje tan exigente como los dos citados anteriormente y no creo que se le pueda reprochar nada.

En definitiva, totalmente recomendable y sin duda una de las películas (de este tipo, claro) del año. Sales del cine con ganas de más, y eso es algo que dice muy mucho cuando hablamos de una película que dura 2 horas y media.

Lo mejor: los malos, la clase de Bale, las escenas de acción, la ambientación de Gottan.

Lo peor: entiendo que habrá gente que pueda considerar que es un poco rollo (Batman a veces riza el rizo) y también habra gente que piense que es algo larga, si no por la duración, porque durante la última hora del film se tiene la sensación de que acaba en la siguiente escena.

Nota: 7/10.