sábado, 23 de agosto de 2008

Hellboy II. El Ejercito Dorado



Película muy muy mala adornada con mucho mucho dinero.

Esa sería la frase más corta que puede resumir esta segunda parte de las aventuras del hombre-demonio encarnado, con bastante menos gracia que en la primera, por Ron Perlman. Esta vez el peligro que puede acabar con el mundo y los humanos es un ¿elfo? to viejuno que decide romper un pacto antiquísimo e invocar al ejercito dorado con el fin de destruir a la humanidad y colocar a su raza en el puesto que su sabiduría, belleza e inteligencia requieren.

La película no tiene demasiada chicha, es evidente que cualquier intento de introducir historias personales en la película resulta poco menos que ridículo (no debemos olvidar, que el protagonista es rojo y tiene cuernos, y su colega es un hombre-pez azul). Para aumentar un poco más la decepción, Hellboy a perdido la gracia. La historia es lineal, predecible y aburrida y sobre todo..

.. sobre todo el gran problema que tiene esta película es que pierde el elemento sorpresa que tenía la primera. Es decir, es exactamente más de lo mismo y hay que decir, que sin el factor sorpresa el mundo hellboy es bastante pobre a mi parecer.

No quiero dejar en el tintero el guión, que parece haber sido redactado por monos-bebe en estado de embriaguez. Venga, mezclemos hellboy, el señor de los anillos, harry potter y por supuesto monstruos sacados del laberinto del fauno, en fin.. Por cierto, aprovecho la ocasión para decir que ya estoy bastante cansado del rollo SDLA que parece que tienen que tener ahora todas las películas para que le entre al público infantil por los ojos.

Por último, y a riesgo de parecer demasiado negativo en esta reseña, mencionar que no me ha gustado para nada la labor del director Guillermo del Toro en esta película. El (sobrevalorado en mi opinión) cineasta abusa demasiado de lo que os mencione antes, del micro-mundo fantástico que ya creo para 'El laberinto del Fauno' y con el que le fue tan bien. A diferencia de su anterior obra, aquí cansa un poco. En fin, esperemos que el director de Blade II lo haga mejor la próxima vez.

Lo mejor: los efectos especiales. Evidentemente los 100 millones que habrá costado se lo han gastado en eso, y no en contratar a gente con ideas.

Lo peor: Hellboy no me hace reír. Patética escena cantando con el hombre-pez. Historia lineal. Personajes planos. Creo que va a haber una tercera entrega.

Nota: 2/10