miércoles, 24 de diciembre de 2008

Gran Torino (Colaboración del Sr. Pons)

TITULO ORIGINAL: GRAN TORINO
2008
DURACIÓN
116 MIN.
PAÍS EEUU DIRECTOR CLINT EASTWOOD GUIÓN NICK SCHENK (HISTORIA: NICK SCHENK, DAVE JOHANNSON) MÚSICA KYLE EASTWOOD, MICHAEL STEVENS FOTOGRAFÍA TOM STERN REPARTO CLINT EASTWOOD, CORY HARDRICT, GERALDINE HUGHES, BRIAN HALEY, DREAMA WALKER, BRIAN HOWE, DOUA MOUA, SARAH NEUBAUER PRODUCTORA WARNER BROS. PICTURES / MALPASO PRODUCTIONS / DOUBLE NICKEL ENTERTAINMENT WEB OFICIAL HTTP://WWW.THEGRANTORINO.COM/

SINOPSIS
Un veterano de la guerra de corea descubre que su vecino adolescente de origen asiático intentaba robarle su tesoro más preciado. Un gran Torino.

CRÍTICA
Clint Eastwood vuelve a ponerse delante y detrás de la cámara tras Million Dollar Baby. Creo que tras ver su últimamente trayectoria puedo deducir unas constantes que se repiten en su filmografía reciente.

Personajes en busca de la redención, sacerdotes que actúan como catalizadores de la trama, familias que solo quieren su propio provecho…etc.

La vitalidad artística de este señor que se aproxima a octogenario es digna de admirar y más cuando es uno de los pocos capaces de realizar filmes sinceros sobre su país.

El personaje de Clint (Walt), vive en un barrio en el que se han instalado gran población de inmigrantes, tanto latinos como asiáticos. Será con sus vecinos, de los cuales se acaba haciendo amigo, con los que mantendrá una gran relación y aprenderá de los que son de otras culturas más allá del racismo inicial del personaje.

Clint aborda de nuevo la problemática social de nacer o vivir en lugares o ambientes sin oportunidades. Un personaje que en un principio se muestra casi monstruoso termina una conversión que le lleva a ser un defensor de los oprimidos con ciertas reminiscencias a Harry el sucio aunque con la humanidad como bandera.

Bajo todo ello, "Gran Torino" no escapa a clichés y estereotipos, aunque el gran Clint sepa lidiar con el hecho de tener que exponer algo ya contado por tantos otros, lo hace a la perfección, con una destreza que muy pocos sabrían infundir en pantalla, y rodeado por un elenco actoral que en ningún momento desentona y cumple su cometido a la perfección.

Puede que, pese a todo ello, con un poco más de maduración en esa radicalización del personaje, el calado hubiese sido mayor, pero Eastwood consciente de las limitaciones del guión que maneja, deja ese aspecto a un lado, y se limita a sacar buen jugo de alguna que otra secuencia de lo más bien parida, todo para llegar a una conclusión tan bella que te dan ganas de plantarte ante este señor, y darle las gracias en persona.

Porque lo viejo y lo nuevo seguirá estando ahí, ofreciendo inéditas vertientes al cine actual, que tan pronto aparece desvirtuado como con una imagen mejorada, pero Eastwood siempre será Eastwood, y él es inconfundible realice un drama de mayor peso, o un trabajo de menor calado. Porque es único, e inimitable.

Lo Mejor: La parte final es una explosión de cine.
Lo Peor: Ciertos Clichés.
Un 9.