miércoles, 24 de diciembre de 2008

Como locos ... a por el oro


Los que eligen las películas que ponen en el AVE son unos cachondos, tiene que ser así porque de otra forma no se explica que en un viaje hacía Madrid, donde esperan unos 0 grados aproximadamente, pongan una película ambientada en el caribe. Aparte de unos cachondos, bajo mi humilde y probablemente equivocado punto de vista no tienen demasiada idea de cine, porque no es normal la habilidad que tienen a la hora de escoger bodrios. Esta bien que no pongan pánico en el túnel, ni nada de accidentes, pero creo que existe un término medio entre películas de acción y comedias románticas ñoñas adulcoradas.

En fín, 'Como locos a por el oro' cuenta la historia de Ben "Finn" Finnegan, un aventurero en busca de un tesoro español antiquísimo que lo deja todo para perseguir el botín. Entre las cosas que deja para embarcarse en el asunto es a su mujer, Tess, que está hasta donde se dijo de la inestabilidad e inmadurez del protagonista. Al final, ambos personajes, un multimillonario inglés y su hija compiten con los malos para hacerse con el tesoro.

No hay nada bueno que decir de está película, salvo que no dura mucho. La historia es típica y lineal, los personajes planos y te acabas aburriendo. Lo mínimo que se le puede pedir a este tipo de películas en que entre los miles de chistes del guión, alguno tenga cierta gracia, pero no es el caso.

Si pensaban que Matthew David McConaughey no podía hacer una peor película y una peor interpretación que 'Sahara (2004)' estaban equivocados, aquí se supera a sí mismo y creo que se debería plantear muy seriamente dejar de escoger los guiones en estado de embriaguez. Poco más, no la recomendaría en ninguna cirscustancia, salvo si la ponen en el tren y no hay otra cosa que hacer..

Lo mejor: los paísajes, aunque esto no es mérito ninguno del director.

Lo peor: historía típica, malas actuaciones, sin demasiada gracia.

Nota: 1/10