miércoles, 9 de septiembre de 2009

Mi vida es una ruina

Es increible como en algunas peliculas no hace falta nada mas que un buen actor que sustente toda una historia. Evidentemente, cuando esto pasa tambien suele haber un buen guion y un director detras que lleven la cosa a buen puerto. Algo parecido es lo que pasa con "Mi vida es una ruina" y su protagonista Aaron Eckhart. El personaje que nos refleja esta pelicula es un tio bastante normal, que roza el patetismo en muchisimos sentidos, descontento con su trabajo, mangoneado por todos, con un matrimonio en las ultimas, que come chocolatinas a todas horas y que luce un peinado que desde luego merece la pena olvidar....... pues bien, el punto de inflexion de este tio es cuando se apunta de casualidad a un programa de tutoria de jovenes y el chaval que tiene que educar sabes mas de la vida que el, y se dedica a cambiarle todo su mundo.

El punto de esto es que lo que vemos ante la pantalla es una conversion total, podemos ver al señor Eckhart (desde ahora lo llamare señor, porque un actor capaz de llevar un papel de esta manera y que ademas tiene una versatilidad digna de mencion merece mi respeto) pasar por todas las fases de su personaje, como si fuera el quien esta delante de la camara viviendo lo mismo, absorviendo el personaje al maximo. Al principio es el hombrecillo patetico, barrigon y que pasar siete kilos del mundo, y poco a poco va despertando con ayuda de ese adolescente loco a un mundo que le ofrece muchas mas posibilidades de las que nunca penso. Lo malo de esto es que, ademas de encargarse de casi el 90% del metraje, la presencia del personaje es tan contundente que todas las demas actuaciones son meramente anecdoticas, como si en realidad no pintaran nada delante de la camara.

Aun asi todo se desarrolla de la forma en que esperamos, con alguna que otra escena que nos puede encantar, alguna que nos hara reir a mas no poder y un final no demasiado definido (no voy a contarlo, se que no quereis y yo nunca os haria esa putada) vemos el despertar del personajillo patetico en un hombre nuevo, feliz y que por fin puede luchar por lo que quiere (o no quiere) en la vida. Sinceramente, la presencia del chaval me ha dejado encantada, es el catalizador que lo provoca todo y resulta realmente agradable verlo delante de la camara.

En cuanto a los demas aspectos, lo cierto es que la pelicula es muy correcta. Como ya he dicho, probablemente la actuacion del señor Eckhart no hubiese sido tan llamativa si el guion hubiese flojeado en demasia o la direccion no hubiese sido la correcta. Y creo que el punto de todo esto es la simplicidad: es una pelicula simple que nos muestra una historia sencilla y esta llevada ante la camara con la mayor facilidad. Todo fluye y la historia nos gusta, se nos hace corta y nos agrada muchisimo.

En resumen, aun siendo una pelicula de las que solo sirven para entretenerte (por supuesto que tiene una moralina detras, pero alguien presta atencion a eso??) esta muy bien llevada, y se hace buena en su genero. Yo os recomiendo que no os la perdais si podeis. En España no se publicito demasiado, y eso que Jessica Alba figura en su cartel....pero bueno, buscarla y pasad un buen rato.