lunes, 8 de septiembre de 2008

Che, el argentino




























Creo que con esta película va a pasar una cosa curiosa: no va a existir nadie capaz de hacer una auténtica crítica sobre ella (por supuesto yo tampoco). Es decir, en última instancia pienso que opinas de la película algo parecido a la opinión que te merezca el personaje histórico de Ernesto Guevara. Pero empezemos por el principio..

"Che, el argentino" es un biopic (bastante fiel a la realidad pienso) de la vida de Ernesto Guevara, más concretamente se centra en los inicios de la revolución cubana, es decir, desde el desembarco del grupo de liberación del 26 de Julio en Cuba hasta la toma de la Habana por parte de estos. No es el objeto de este blog explicar quien es Ernesto Guevara ni que fue lo que hizo, así que dejo un par de enlaces con un par de biografias del que es, a todas luces, uno de los iconos del pasado siglo XX:

http://www.mibsasquerido.com.ar/xPersonajes06.htm

http://es.wikipedia.org/wiki/Che_Guevara

En cuanto a la historia, creo que se puede decir que es más que interesante por el hecho de contar uno de los pasajes más apasionantes de la historia reciente y de poder ver en la pantalla a dos de los personajes políticos que, equivocados o no, han escrito la historia y han mostrado al mundo otra forma de pensar (al menos al principio).

Todo está bastante bien hecho en esta película, no en vano, no hay que olvidar que del proyecto se ha encargado un auténtico fenómeno de la dirección como es Steven Soderberg. Además, el director estadounidense contaba con multitud de euros contantes y sonantes provenientes de las arcas de telecinco, que aunque diga su director que "solamenten invertimos en cine porque nos obliga la ley" esta vez le ha salido más que bien.

Del trabajo del director de "Sexo, Mentiras y Cintas de Video" destacaría la caracterización, las actuaciones (muy muy bien Benicio del Toro, pero no es el papel de su carrera) y sobre todo la forma en la que ha sido rodada, sin demasiados artificios ni bobadas. Esto dota a la película de un aire de pseudo-documental que parece aportarle cierta rigurosidad histórica aunque por otro lado hay lapsos de ella en la que te aburres.

También destacaría un lado algo negativo (y esto enlaza con mi primer párrafo). Pienso que la película es un tanto parcial, sectaria incluso por momentos intenta adoctrinar al espectador. Digo esto porque es evidente que aquí se realzan (y mucho) los lados positivos de la revolción cubana y los lados positivos de las dos cabezas pensantes que la hicieron posible (Guevara y Castro). Es evidente que estos aspectos existieron e incluso veo posivo que se resalten, porque es bastante hermoso que a un guerrillero no le importe pasar muchísimo tiempo junto a los enfermos, o enseñando a leer y a sumar a su tropa. El problema viene, a mi juicio, en que el director parece un poco más reacio a mostrar las cosas malas que, nadie me negará, también tenía la revolusión cubana. Por citar un ejemplo claro, los fusilamientos se pasan aqui demasiado por encima a mi humilde jucio.

En cualquier caso, muy recomendable porque es una película histórica, donde aparte de entretenernos y reinos (y mucho), aprenderemos y nos acercaremos más a una figura histórica, que quizás represente un verdadero comunismo y un marxismo menos viciado del que hemos tenido siempre por aquí en Europa. A esperar la segunda parte porque a priorí, la historia es mucho más interesante.

Lo mejor: historia, Benicio del Toro, humor.

Lo peor: un tanto parcial y en ciertos momentos de la película algo aburrida.

Nota: 7/10