domingo, 24 de octubre de 2010

The Chaser

Chugyeogja es el título original de este thriller coreano, que todavía no me explico porqué tiene tan buenas críticas. Sin estar nada mal, ni te va a cambiar la vida, ni va a revolucionar el género ni va a ir mucho más alla de tenerte entretenido las 2 horas que dura. Se me escapa porque hay gente que la alaba tanto por ahí pero entiendo que está relacionado con ese extraño fenómeno que relaciona de forma inversamente proporcional la buena acogida de la crítica y la calidad de la distribución de una cinta.


La sipnosis. Voy a omitir nombres porque realmente tampoco van a aportar mucho. Chino1 es un antiguo detective reconvertido a proxeneta, siempre está de mala leche pero últimamente con más razón porque le están desapareciendo trabajadoras. Un buen día, se da cuenta de que las últimas citas de sus prostitutas desaparecidas han sido con el mismo número de teléfono, por lo que piensa que quizás alguien se las esté llevando a la competencia y empieza a investigar. Nada más lejos de la realidad, lo que pasa es que se las está cargando Chino2, un jovencito impotente y aún con más mala leche que Chino1. Toda la película transcurre, cual 24, en tiempo real y la acción se desencadena a raiz de que Chino1 envié a Puta1 a ver a Chino2 y Puta1 desaparece..

Muchos claroscuros (como mola hacer críticas e inventarte palabras) en la opera prima de Na Hong-jin (como mola hacer críticas y hablar de directores como si los conocieras). En el lado positivo, si no por la historia, la película destina originalidad en el sentido de que no es el típico Thriller donde se investigan las dos horas el asesinato y al malo lo cogen solo al final. No, aquí a la media hora de película (la mejor parte, cuando presentan a los personajes y la historia) ya está el asesino atrapado, por tanto, la hora y media restante es poco común, yendo más alla y sacándole más partido a la historia. 

También destacaría el ambiente conseguido, donde todos están absolutamente al borde del ataque de nervios, cosa que también la hace diferenciarse un poco del típico thriller con el policía reflexivo y el malo que lo controla todo. Inquietante, con unos personajes que no son abiertamente ni buenos ni malos y unas interpretaciones a gran nivel.

Pero no todo es de color de rosa en The Chaser, de hecho, es todo bastante de color rojo, cosa que no me ha gustado. Demasiada sangre y escenas al borde del gore que no se muy bien que aportan exactamente a una historia que no necesita parecerse a Saw para sostenerse. Además, hay un par de detalles cogidos con pinzas que le restan credibilidad a la película: el primer encuentro entre Chino1 y Chino2  y el último entre Chino2 y Puta1 son absolutamente forzados, no sé, un guión que tiene que recurrir a dos casualidades tan grandes para seguir con la historia..

En fin, original, inquietante y a ratos divertida es una gran opción para pasar un buen rato y ver algo diferente, pero repito que creo que es una equivocación esperarse gran cosa de ella y mucho menos considerarla una obra maestra. Le sobra sangre, quizás algo de metraje y tampoco es una película que de pie a ningún tipo de reflexión.