sábado, 16 de octubre de 2010

LadyKillers


Remake del espectacular clásico 'El quinteto de la muerte' (no creáis que lo he visto, es que todo el mundo lo dice en Internet...) dirigido por los hermanos Coen, un monstruo bicéfalo que poseen la extrañísima habilidad (solo se me viene a la cabeza Allen) de dirigir igualmente bien tanto comedias como películas serias.

Ladykillers está ambientada 2000 años después de Jesucristo, 30 después de Luther King, en la época de Michael Jordan. En Nueva Orleans supongo porque la mayor parte de la población es pobre y negra. Allí vive una abuelita viuda, bonachona y religiosa, con su gato Piñones (me apunto el nombre para cuando tenga uno). Un día, interrumpe un supuesto profesor de universidad, a mi juicio mal interpretado por Tom Hanks, para alquilarle una habitación de su casa. Comprenderéis que la película sería tremendamente aburrida si no hubiera gato encerrado ¿no? Resulta que lo que pretende el profesor es asaltar un casino cavando un túnel desde casa de la abuelita, y para ello contrata a un disparatado grupo de ladrones..

Lo dicho, como se demostró con 'Quemar después de leer' o, sobre todo, con El Gran (gran, gran, gran..) Lewosky, Ethan Coen y su apéndice en forma de hermano enchufado están más que capacitados para hacer comedia: saben manejar como pocos el humor negro, dar el toque justo de absurdo y sobre todo enredar, enredar y volver a enredar la historia hasta hacerte reir simplemente por el agobio que tienen encima los protagonistas. 

También a favor un guión con frases tremendamente ingeniosas, que además hace que el ritmo no decaiga ni un segundo y sobre todo, pone en pantalla a unos personajes bien distintos, cada uno con sus neuras y 5 minutos de fama en la película para sacarte la carcajada.

Ok, es un remake y no pasará a la historia del cine, pero no es mala opción quien quiera pasar una hora y media entretenido y reirse un poco.