domingo, 25 de enero de 2009

Alien Raiders (Colaboracion del Sr. Pons)


SINOPSIS
Un grupo asalta un supermercado, al parecer buscan el origen de una infección que depara resultados imprevisibles.

CRÍTICA
La serie b tiene unas normas establecidas que se suelen cumplir a rajatabla en cada uno de sus rodajes. En primer lugar es situar la acción en pocos decorados e incluso en ocasiones en solo un espacio. Ya se sabe que la economía no da para muchas licencias.

En este caso la acción se desarrolla en un supermercado, la mayoría de ocasiones se cuentas con actores desconocidos provenientes del mundo televisivo. Para la ocasión se cuenta con Carlos Bernard conocido por su paso en 24 y Courtney Ford vista en caso abierto. Otro de los requisitos es saquear ideas de otros filmes pertenecientes al mismo género aunque de mayor envergadura pues por algo son clásicos. La cosa y la saga Alien son a las que homenajea el debutante Ben Rock curtido en los cortometrajes como Conversations y destacando también en su filmografía un documental sobre el filme la bruja de Blair.

Dejando claro las constantes de lo que nos podemos encontrar puedo decir que nos encontramos en un positivo ejercicio que sabe jugar sus bazas al máximo sacando un jugoso entretenimiento. Sin presupuesto para alardes técnicos se encuentra la alternativa de sugerir antes de mostrar de la que se sale airoso pues lo más interesante es la trama que aunque repito tiene reminiscencias a otros clásicos no por ello carece de interés. Siendo el punto fuerte las relaciones entre victimas y captores rodeadas de un halo de misterio.

Se esta pendiente toda la acción a que pasara a continuación, con un suspense bien llevado todo ello en un ritmo narrativo fluido con una buena dirección en sus planos en todo el metraje.

Cierto es que el gran Handicap del filme es no ahondar más en ciertas cuestiones, por ejemplo no se da detalles sobre lo que se persigue y las intenciones verdaderas de los militares, científicos que asaltan el supermercado. Caminando a ciegas por unos personajes sin información que sin embargo sirve como captación en la atención del espectador.

Todo ello son logros muy apreciables en su primera mitad, lo malo es su segunda parte repleta de acción, entonces las carencias técnicas no se pueden disimular y el intento de mover la cámara a toda pastilla solo produce mareos y no saber en la mayoría de ocasiones que es lo que pasa. Obligando al espectador a un ejercicio de intuición.

Un lastre que se carga la intriga del principio dejando un producto entretenido pero altamente irregular y poco equilibrado. Una lastima pues prometía mucho más.

Lo Mejor: No saber que pasa te mantiene en tensión.
Lo Peor: La parte final.
Un 5,5.