martes, 13 de julio de 2010

Crepúsculo: Eclipse

Que daño ha hecho el photoshop..
Un colaborador que prefiere mantener el anonimato (porque yo no la he visto...) nos ha hecho llegar esta breve reseña de la última entrega de la archiconocida, archirentable y de la que, a buen seguro, es la saga con un mayor índice beneficio/calidad de la historia del cine: Crepúsculo.

Podría contar la sipnosis si en esta película pasara algo, pero como no es el caso, basta con decir que es EXACTAMENTE igual a la segunda parte de la saga: una vez presentado lo poco que hay que conocer de los personajes estamos en una situación en el que hay una vampira pelirroja que se quiere comer a la protagonista, el vampiro se quiere casar con ella, ella quiere consumar con el vampiro y el lobo quiere consumar con ella y matar al vampiro. Familia unida, padre-sheriff estereotipado, batalla descafeinada, montaña, 0 sexo, 1 beso e infinitas frases bochornosas. Lo dicho, igual que la segunda.

Hay poco, muy poco que destacar de este anuncio de Volvo de dos horas. Supongo que hay que explotar la gallina de los huevos de oro, pero no entiendo como tienen la caradura de contarnos nada en dos horas y cobrarnos 6 euros por ello. Quizás añade algo de sal a la historia el hecho de que, mediante flashbacks, se nos vaya contando la historia de los protagonistas pero en cualquier caso, se tiene una desagradable sensación de no-avance desde el minuto 1 hasta el final. Poco a poco se va preparando un final de esos que parece épico.. donde por lo menos vamos a ver una batalla en condiciones entre los buenos y los malos, pero no, la película se centra demasiado en el triángulo amoroso y los piques entre el niño sin camiseta y el cerdo inglés.

En esta historia aparentemente moderna, uno puedo ver una defensa de los ideales de la familia y el matrimonio que le pueden parecer excesivos a Juan Manuel de Prada o al encargado de realizar el ideario de LaRazón. Respetando absolutamente a quien piense que hay que llegar casto y puro al matrimonio (idea principal de la película) no quiero ni pensar que hubiera pasado ni que se hubiera dicho en ciertas cadenas de televisión y radio si una película defiende con tantísima fuerza la idea contraria..

Creedme cuando os digo que ninguno de los actores protagonistas se llevará un oscar por la interpretación en esta película, pero en fin, tampoco le hace falta. Esta saga ya tiene sus seguidos que no la van a abandonar.. y lo peor de todo... es que yo soy una de ellas.

¿Alguna película buena de vampiros para quitarme el mal sabor de boca?

1 comentario:

LA VAGINA DEPRIMIDA dijo...

jojojoojojjojoojojojojo

que bueno tu blog! te recomiendo el baile de los vampiros de roman polansky! un besote