martes, 20 de julio de 2010

Malcolm X


'Si no estás preparado para morir por ella, saca la palabra “libertad” de tu vocabulario'.
- Malcom X, 1962

Hermanos, como comenté por aquí, voy a seguir con el cine de Spike Lee porque por lo visto, antes de ponerse ha hacer películitas de Koby Bryant y robos de bancos, ha dejado muy buen cine. Desde luego si todas sus películas tuvieran la mitad de calidad y estuvieran contadas con la mitad de valentía que esta Malcolm X a este hombre habría que ponerle un monumento.

No creo que proceda en esta entrada explicar quien fue Malcolm X, simplemente diré que la película está dividida claramente en tres partes, a cual mejor: los inicios de Little Malcolm, donde la vida le lleva por los derroteros que parecen diseñados para alguien de esa época y de esa raz... Todo cambia cuando entra en la cárcel. Allí conoce a un hombre que cambia radicalmente su forma de pensar, lo introduce al Islam y Malcolm se convierte por méritos propios en ministro de la comunidad islámica negra de los EEUU. Por último, el protagonista tiene una crisis de fé motivada por que ve debilidades en el lider de su movimiento Elijad Muhammad, porque ve que el chanchulleo y la corrupción llega hasta lo más profundo de la Nación del Islam de la que forma parte. Tras un viaje a la Meca, Malcolm vuelve mucho más comedido en sus comentarios y tiende puentes al entendimiento entre razas y religiones. Pero.. (entiendo que todos sabéis el final).

Si ves esto y tienes dos dedos de frente, la película y el personaje te va a empezar a dar nauseas a partir de la media hora. Es una película asquerosamente racista. Pasa un poco como en American Story X (otra cinta que, desde mi punto de vista, es de lo más xenófogo que he tenido ocasión de ver). Ok, no niego que en los últimos minutos se de el mensaje correcto, pero esto no quita que durante una hora larga (más en el caso de Malcolm X) hayas dejado que tus actores suelten por la boquita auténticas barbaridades.. en cualquier caso, y a diferencia del film de Tony Kaye, a uno le queda muy claro aquí la semilla que engendra la violencia y rabia del personaje protagonista..

Pero más alla de lo que te suscite personalmente el debate sobre las ideas de Malcolm y la mejor forma de combatir el innegable racismo por parte de los blanquitos de la época, en la película se pueden ver otras cosas que, como mínimo, tienen un valor pedagógico y merece la pena reflexionar sobre ellas. Para empezar, él como el racismo genera racismo, el odio genera odio, y la violencia genera violencia: es indudable que hay que reprochar la actitud poco conciliadora del MalcolmX, pero uno ve la película y entiende que es consecuencia lógica y directa de sus episodios de trauma provocados por el Ku Kux Klan, por como murió su padre, por la perra infancia que tuvo o, en definitiva, por la mierda de vida que tenían que vivir los afroamericanos de la época (eso de la época.. también podría discutirse).

Más cosas que muestra esta película: TODO es corrompible. La nación del Islam se jactaba de su superioridad moral y en la película se ve como, ya sea fruto de las bajas pasiones, el ego o el dinero (el único dios verdadero, que diría Sabina) todo se va progresivamente al carajo.. Alegato también contra el radicalismo de las religiones, algo que está ahora más en boga que nunca. Creo que tenemos una falsa impresión de que ese tipo de temas está mas que superados.. y uno se pone a ver esta película y se da cuenta que, aunque rodada hace 20 años, trata temas de rabiosa actualidad.


No me quiero extender mucho más, solo dos cosas 1) Junto al parecido físico, la actuación de Denzel es sobresaliente. Estuvo nominado al oscar y gano en Berlin. Que me personen los apasionados de la sobreactuada Trainning Day, pero esta es, sin lugar a dudas, la mejor actuación de su carrera porque, conviene recordar que Malcolm de macarrilla a medio-ganster, de medio-ganster a reo con crisis de identidad y de reo con crisis de identidad a lider espiritual. Aunque el papel es una joyita, hay que reconocerle que no hay momento donde no lo borde. Y 2) la dirección,  barbara. Combina las escenas con imágenes de archivo y hay un par de escenas que estoy seguro que han salido únicamente de la cabeza de Spike que merecen ser vistas en el youtube muchas más veces por su valentia y originalidad (escena americana quemándose al inicio, búsquedas en el diccionario de las palabras 'negro' y 'blanco'..)

Que termino, lo prometo. Una lección de historia que absolutamente nadie debería perderse. Un alegato contra el racismo más imbecil. Una bofetada a las religiones, al politiqueo. Un retrato bien contado y bien interpretado de la vida de un hombre que todos deberíamos conocer.

Creo no exagerar cuando digo que es una de esas películas que te marcan como persona ¿cuantas más hay de esas?

3 comentarios:

Daniel Leiva dijo...

Este es un blog de cine serio, solo hay que reflexionar ya no solo por las palabras del autor, sino por su compromiso a la hora de dar opiniones, las cuales en esta epoca parecen tan comedidas que a veces da asco, el ser tan represivo que suele ser el ciudadano.

¿Pelicula racista? Pues si, coño, lo es. ¿Pero que pasa? Los negros y reitero, LOS NEGROS, llevan una carga de conciencia perdida y de mierda encima que a veces te produce tal saciedad de filosofia blanca que me provoca un esputo verde y pringoso.

Hombre, y me dirijo al autor... no es comparable la pelicula de Tony Kaye a esta... la de Tony es una pelicula con un fin, esta no la tiene, te lo puedes creer o no, lo puedes compartir o no, pero lo que tengo claro es que hace falta esta dignificación de derechos humanos. ¿O es que no se siguen persiguiendo a los negros? ¿O es que no se les sigue tachando como raza inferior? Que no me jodan... son negros, pero tienen piernas, brazos, corazon, y sudoración en la piel.

El islam... y digo yo... ¿en qué pasaje del islam hay una defensa a los negros? ¿Me lo explica alguien? No tiene sentido para mí, no son más que simples cristianos o judios en busca del poder y la gloria... las buenas acciones no se realizan a base de revoluciones sino a base de la pluma y de buenas ideas. La pluma es más fuerte que un golpe de antebrazo, que no nos quepa alguna duda.

Para terminar, solo me quedo con Denzel, profesionalemnte a este actorazo (cabronazo del buen cine) le tuvieron que dar el oscar por Training Day, si... buen papel, pero la academia de Hollywood, racista como el ku kux clan, no tuvo los suficientes cojones para otorgarselo cuendo realmente se lo merecía como ningún otro. Es todo cuestión de intereses y de moda... que no se equivoque la gente, pero nacer negro y vivir con los valores familiares del negro nos debería de hacer recapacitar sobre que raza es más limpia que otra a nivel racional.

Me despido... y señalar he nacido blanco y no estoy orgullo de ser blanco sino de lo que transita por mis venas.

Saludos al autor.

Daniel Leiva dijo...

Este es un blog de cine serio, solo hay que reflexionar ya no solo por las palabras del autor, sino por su compromiso a la hora de dar opiniones, las cuales en esta epoca parecen tan comedidas que a veces da asco, el ser tan represivo que suele ser el ciudadano.

¿Pelicula racista? Pues si, coño, lo es. ¿Pero que pasa? Los negros y reitero, LOS NEGROS, llevan una carga de conciencia perdida y de mierda encima que a veces te produce tal saciedad de filosofia blanca que me provoca un esputo verde y pringoso.

Hombre, y me dirijo al autor... no es comparable la pelicula de Tony Kaye a esta... la de Tony es una pelicula con un fin, esta no la tiene, te lo puedes creer o no, lo puedes compartir o no, pero lo que tengo claro es que hace falta esta dignificación de derechos humanos. ¿O es que no se siguen persiguiendo a los negros? ¿O es que no se les sigue tachando como raza inferior? Que no me jodan... son negros, pero tienen piernas, brazos, corazon, y sudoración en la piel.

El islam... y digo yo... ¿en qué pasaje del islam hay una defensa a los negros? ¿Me lo explica alguien? No tiene sentido para mí, no son más que simples cristianos o judios en busca del poder y la gloria... las buenas acciones no se realizan a base de revoluciones sino a base de la pluma y de buenas ideas. La pluma es más fuerte que un golpe de antebrazo, que no nos quepa alguna duda.

Para terminar, solo me quedo con Denzel, profesionalemnte a este actorazo (cabronazo del buen cine) le tuvieron que dar el oscar por Training Day, si... buen papel, pero la academia de Hollywood, racista como el ku kux clan, no tuvo los suficientes cojones para otorgarselo cuendo realmente se lo merecía como ningún otro. Es todo cuestión de intereses y de moda... que no se equivoque la gente, pero nacer negro y vivir con los valores familiares del negro nos debería de hacer recapacitar sobre que raza es más limpia que otra a nivel racional.

Me despido... y señalar he nacido blanco y no estoy orgullo de ser blanco sino de lo que transita por mis venas.

Saludos al autor.

Anónimo dijo...

No entiendes de cine... eres escoria... payaso