domingo, 4 de mayo de 2008

Black Snake Moan

Lo primero que se me ocurre decir de esta 'Black Snake Moan' es que no entiendo porque no han traducido su título al español cuando este sería ni más ni menos que 'El gemido de la serpiente negra'. Bueno, quizás sea demasiado arriesgado estrenar una película en España con un título de película porno, pero la verdad es que es un nombre con fuerza y que suena bien. Entre eso y el cartel con Cristina Ricci atada con cadenas en el suelo seguro que legiones enteras de adolescentes hubieran acudido a gastar gustosamente los 6/7 euros que tienen la poca verguenza de cobrarnos por ir al cine en estos días.

Black Snake Moan cuenta la historia de dos vidas destrozadas, cada una por motivos diferentes. Por un lado, Lazarus (Samuel L. Jackson) es un campesino, antiguo cantante de blues y guitarrista, al que le acaba de dejar su mujer por su hermano. Rae (Chistrina Riccie) es una joven ninfomana que no puede controlar su enfermedad y queda totalmente undida tras la marcha de su novio Ronnie (Justin Timberlake) al ejercito.


La vida de los dos personajes principales se une cuando Rae acaba bastante pasada en una fiesta y el amigo de Ronnie la viola, le pega una paliza y la deja tirada en la carretera. La chica es encontrada por Lazarus que la acuna y la lleva a su casa. Cuando descubre la historia de Roe se toma como una cruzada personal volverla a llevar por el buen camino. ¿Que se le ocurre al hombre para calmar a la niña y 'curarla' de su ninfomanía?? Pues la genial idea de ponerle unos grilletes y atarla con una cadena a su casa.

Toda la historia se desarrolla en algún lugar de la america profunda (Tejas??), un pueblo pequeño venido a menos, donde la gente no tiene demasiadas aspiraciones y la normalidad es la tónica general. Un pueblo de blues. Lo que tiene de diferente esta película es que va a ritmo de blues, literalmente. Mientras se desarrollan las mejores escenas se está escuchando buena música, y en ese sentido punto a favor para el director, que ha sabido mezclar música e imágenes de forma soberbia.

Otro punto fuerte es la definición y el desarrollo de personajes. Los dos protagonistas están totalmente undidos y cada uno a su forma intenta salir de su pozo partícular. También me parece destacable el conjunto de personajes secundarios, todos con muy buenas actuaciones. Así, podemos ver desde un sacerdote que intenta ayudar a Lazarus, una subhistoria de amor/tonteo con una dependienta, e incluso me ha gustado el papel e interpretación del rey del pop Justin, que cumple con bastante solvencia.

¿Y los dos principales? pues.. me ha sorprendido positivamente Christina Ricci. Esta película se ha vendido (y no me extraña) a costa de desnudar a Ricci y sus escenas de sexo (que las hay, y muchas, sobre todo al principio), pero el papel (o papeleta, según se mire) que le ha tocado es bastante complicado. En ese sentido se puede decir que lo hace bien, pero que quizás no llega a todo lo que el personaje exigía. Por otro lado, a mí no se me ocurre (¿A alquien de vosotros sí?) una actriz que tenga físico para el papel y además sea capaz de interpretar a una ninfomana amargada y al borde del colapso que es secuestrada por un viejo loco campesino.


Hablando del viejo loco campesino, la única palabra que se me ocurre es Brillante. Su papel recuerda mucho al que hizo (y bordo) en Pulp Fiction, un hombre ahi con su punto espiritual y su punto de locura.. pero es que aparte de eso, hay que sumarle que Samuel L. Jackson se marca sus canciones de Blues, dejando al público (al menos a mí) poco menos que con la boca abierta.

Pues creo que me ha gustado bastante la dirección, que transmite toda la agresividad y crudeza de los momentos más duros al otro lado de la pantalla. Además, no hay que negar que la historia es original y bastante desmarcada de lo que suele tener en la cabeza un guionista de Hollywood para financiarse su próximo Mazerati. Su nombre es Craig Brewer y tiene dos cosas que valoro muchísimo en un director: que escriba sus propios guiones y como dije antes, que sepa mezclar y darle tanta presencia a la música en la película. Asi que nada, me ha picado la curiosidad y en breve veré su anterior trabajo Hustle & Flow, ya os contaré.

No me quiero dejar pasar la banda sonora, que sin ser especial fan de este tipo de música, me ha impactado. Para terminar, un pero. El gran pero de está película quizás sea lo que muchos piensen que es su mayor virtud: Ricci enseñando muslo y copulando con diestro y siniestro cada vez que puede. Pasa eso, los árboles no te dejan ver el bosque, y quizás sea injustamente valorada como una película para jovencitos y un pretexto para ver los encantos de la niña de la familia Adams, pero al menos para mí esconde mucho más.

Lo mejor: La presencia continua de blues y su fusión con la historia y personajes. Una dirección que consigue transmitirnos la agresividad de algunas de sus escenas y situaciones. Samuel L. Jackson.

Lo peor: un final demasiado ñoño para una película tan amarga. A Cristina Ricci / niña de Casper le viene grande el papel. El pésimo doblaje de Ricci.

Nota: 5/10

P.D: no sé poner videos de youtube en la página, pero recomiendo que veais el temazo que se marca Samuel para que os hagais una idea del ritmo de la película. De hecho, en esta canción se dicé el porque los dos personajes principales están marcados de esa menara y cual es la losa que arrastra cada uno:

http://www.youtube.com/watch?v=rOHOAm_Mybo