domingo, 4 de mayo de 2008

Shoot Em Up

Voy a intentar hablar un poco de Shot Em up sin decir la palabra basura..
.
.
.
No puedo, Shoot Em Up es una basura. No hay otra forma más benevola de describirla creo. Voy a contar el irrisorio algumento lo más brevemente posible, pero no prometo no aburrir:

Smith (Clive Owen) pasaba por allí mientras un grupo de mafiosos intenta matar a una embarazada. Intenta salvar a la chica de los malos mientras la asiste en pleno parto.. no lo consigue pero el chico nace y se salva. A partir de ahi, Owen hace suyo el niño e intenta ponerlo a salvo con su amiga Donna (Monica Bellucci) de la banda de mafiosos dirigidas por un tal Hertz (Paul Giamatti). ¿Porqué todo esto? Parece ser que la mujer embarazada formaba parte de un programa de embarazos a la carta y precisamente su niño era el encargado de ceder su medula osea a un senador que participará en una dura ley contra la industria armamentística.

La película transcurre básicamente como una sucesión de escenas de accion sin que medie ningún pretexto para que ocurran y con Owen haciendo piruetas al más puro estilo Max Payne. Ah, y comiendo zanahorias. Estas escenas de acción transcurren en contextos tan subrealistas como el citado parto, mientras Owen hace el amor con Belluci o por los aires mientras todos los personajes saltan de un avión...

Y lo peor de todo no es esta historia, sino el como se cuenta. Ignoro que tipo de estupefacientes consumian los guionistas mientras 'trabajan' en esto, pero aquí pasa lo que tantas veces ha pasado en el cine reciente de acción: ya esta todo inventado, y para mostrar algo diferente hay que rizar el rizo.. hasta un punto ridiculo. Sin ir más lejos, os dire que la mayoría de los tiroteos transcurren con el bebe en brazos de el protagonista.

¿Un bebe? Por dios. Mal lo lleva al guionista si no tiene otro recurso que añadirle emoción a las escenas de acción paseando a un bebe de un lado a otro, por los aires, mientras todo el mundo se cruza disparos con sus Uzis (por supuesto, los malos con muy mala puntería y el bueno infalible).

Quería decir algo sobre los actores. ¿Porqué se meten en una porquería así tres grandísimos actores de la talla de Clive Owen, Monica Belluci y Paul Giamatti. La gente tiene muy poca memoria, pero desde luego el justo castigo que se merecen por elegir tal patata es que la verguenza les persiga y les pese por el resto de sus carreras interpretativas.

Poco más, ya me esforzaré mas en una película de la que haya algo que contar. Solo deciros que la veais porque sirve de mal ejemplo.

Lo mejor: creo haber eschuchado una canción de Nirvana entre su banda sonora.

Lo peor: es dificil destacar algo más malo que lo demás. Desde el minuto uno hasta el fin es bastante penosa.

Nota: 1/10 (el uno por lo de Nirvana).