miércoles, 14 de mayo de 2008

Hustle & Flow

Como dije en la reseña de 'Black Snake Moah' me quede con muchas ganas de conocer el anterior trabajo de su director Craig Brewer (de momento, por desgracia solo ha realizado dos películas). En estos tiempos modernos a uno no le cuesta demasiado conseguir cualquier obra, por muy pequeña y desapercibida que pasara, así que me hice con ella y la ví.

Todo trata de la vida y obra de un rapero, en principio el argumento menos atractivo que cualquier persona puede imaginar. No sé si está basada en hechos reales, pero no me extrañaría teniendo en cuenta la vida de prostitución, sexo, drogas y tiroteos de la que presumen tener muchos de los cantantes del genero musical de moda en el planeta.

Hustle And Flow cuenta la historia de un chulo que quiere ser rapero. Este hombre (DJay) vive en un barrio bastante marginal acompañado de 3 de sus 'señoritas de compañía' y un dia tropieza con un antiguo conocido del instituto (Anthony Anderson). Este hombre es productor músical, pero tiene una vida aburrida de la que quiere escapar. Este es el caldo perfecto para que ambos se embarquen en el sueño de sus vidas: hacer y producir un disco de hip-hop. Además, deben de hacerlo antes del 4 de Julio con el objetivo de colarle la maqueta a un rapero famoso (antiguo amigo de DJay..) que organiza una fiesta en la ciudad.

Lo siento, voy a volver a decir lo mismo que con 'Black Snake..'. Sin pretender ser el absoluto protagonista de la película (muchos directores lo hacen) el director se sale. Creo que hay que valorar el trabajo para recrear el ambiente de tensión permanente que había en esa casa y la verdad es que en este sentido lo borda. El segundo punto a destacar es la integración película-música. Durante todo el metraje la música está presente, pudiendose escuchar canciones enteras que cuadran al milímetro con el momento de la historia que se narra.

Además, destacaría que fuera de la trama principal se tratan bastantes temas interesantes, por citar algunos la prostitución y como consigue DJay justificar a sus mujeres lo que hacen para él, el miedo ante el cambio de vida que se plantea el productor, lo que hace la fama con un chaval de pueblo y como lo puede transformar completamente..

Como curiosidad decir que en la película se postula que el rap es el nuevo blus, un canto que sale directamente del pueblo más llano y que trata de reivindicar cosas con toda la agresividad que haga falta.

El guión puede gustar más o menos, la dirección puede gustar más o menos, pero pienso que si algo tiene está película en lo que puede marcar la direncia es en las actuaciones, que en general, tienen todas un nivel altísimo.

Destaco, y halago, la interpretación de Anthony Anderson. Un hombre ahi debatiendose entre lo que quiere y lo que debe hacer, un tio al que no le gusta su vida y no sabe si tiene lo que tiene que tener para hacer borron y cuenta nueva. En fín, persoje más que interesante y actuación a la altura. Además es curioso porque Anderson carga a sus espaldas con un buen saco de caquita, solo por poner un par de ejemplos.. 'Scary movie 4' y '2 colgaos mu fumaos'.

Sigamos viendo un poco los actores:

- Taraji P. Henson increible. No creais que he puesto el nombre porque me lo sabía, lo he buscado en google porque no me sonaba para nada, pero la actuación que hace aquí es absolutamente deslumbrante, y no lo tenía fácil: interpreta a una mujer chuleada por DJay, ahora embarazada y enamorada del rapero de marras.

- Terrence Howard (DJay) se mete muy bien en el papel de protagonista, más en la parte de chulo que de rapero. Es destacable el esfuerzo interpretativo que hace a la hora de 'convencer' a las prostitutas para que no se vayan, alimentandoles el sindrome de la mujer maltratada.

- Taryn Manning. Quizás la peor actuación del cuarteto protagonista, pero es que realmente el nivel esta bastante alto aquí. Con un principio bastante flojo, a lo largo de la película va cogiendo fuerza (literalmente toma el mando) hasta acabar con una seguridad en si misma que nunca soño. Eso el personaje, el problema, y de ahi mi crítica, es que no se puede ver demasiado bien reflejado en la actuación de Taryn.

Para concluir, muy muy buen sabor de boca el que me deja el citado Craig Brewer y una película con un final tan bueno que consigue involucrarte y emocionarte, llegando por momentos (sobre todo al final) a provocarte una pequeña explosión de adrenalina desde tu butacón del sofa. No es para ganar ningún oscar pero tampoco creo que esta película lo pretenda,en fín, más que recomendable. Lo curioso es que al final las películas de rap van a ser hasta entrentenidas. Solo he visto dos en vi vida, 8 millas y esta, y sin tener comparación la segunda con la primera, ambas me han parecido satisfecho como espectador.

Lo mejor: actuaciones, personajes, guión, la última media hora.

Lo peor: no es una obra maestra, pero no se me ocurre nada malo que decir de H & F.

Nota: 8/10