miércoles, 14 de mayo de 2008

El asesinato de Richard Nixon

Samuel J. Bicke (Sean Penn) trabaja vendiendo muebles cuando se da cuenta de que algo va mal, no funciona. Los jefes mienten constantemente a sus clientes, a su exmujer le hacen vestirse de forma denigrante para ir a trabajar.. conforme se va dando cuenta de que el sistema está corrupto le empieza a ir todo mal: pierde a su mujer para siempre, le deniegan un crédito para su propia empresa,... Aislado en su soledad y resentimiento piensa en sacrificar su vida para extirpar todos los males y el cancer de esta sociedad: decide matar a Richard Nixon.

Lo importante aquí es lo que plantea, pienso yo. ¿Incar la rodilla o revelarte ante lo que te parece injusto? Yo creo que la película pretende ser reivindicativa y decir algo casi como que los empleados son esclavos y todos los empresarios son unos trepas y unos estafadores. Mi opinión personal es que el punto de vista del protagonista (el que se defiende en el film) es equivocado, y que nadie puede tener todo el día en la cabeza el 'toda la sociedad va contra mí' y el 'fracaso porque el mundo es injusto'.

El personaje de Sean Penn es el absoluto protagonista de la cinta. En el 100% de las escenas está él y cuando se calla pues aparece su voz en off. En este sentido se hace un poquito cargante y al final de la película, si no fuera por la simpatía que despierta el personaje, te dan ganas de que lo pille un camión o algo así. En cuanto a la actuación, si hay que reconocer que es brillante. El personaje empieza la película ilusionado, con ganas de vivir y salir para adelante, y conforme le van dando palos en la vida le va cambiando totalmente el caracter. Todo esto se puede queda bastante bien plasmado en la actuación.

No es una película divertida, es más, es una película deprimente. Así que la desaconsejo profundamente a quien no este demasiado bien de ánimos o quien crea que los problemas de la sociedad no tienen ninguna solución. En cualquier caso solo por la actuación del Sean Penn ya merece la pena.

Lo mejor: la actuación de Sean Penn, aunque se lee por ahí que sobreactua personalmente pienso que hace un papelón.

Lo peor: está basada en hechos reales así que entiendo que guionistas/director no tienen mucha culpa.. pero el final es un rollo. La voz en off pfff.

Nota: 7/10