martes, 11 de agosto de 2009

Nueva York para principiantes

Se ve que llega el verano y las productoras se vuelven locas y ansiosas por vendernos peliculas ligeritas que nos ayuden a sobrellevar el calor y no nos hagan pensar demasiado durante las vacaciones. Es por eso que alguien debio pensar "coño, hagamos una peli donde salga Megan Fox y un ingles gracioso, seguro que lo petamos!" y es por eso que nos llego Nueva York para principiantes (el titulo original mola mas, pero evidentemente no era del agrado de los traducetitulos españoles).

Lo malo de esta película es que en ningún momento llegamos a saber que tipo de film estamos viendo. al principio puede parecer una comedia, pero no nos llena completamente y nos deja con la sensación de que hay situaciones que se podrían haber explotado mucho mas y personajes que se podían haber aprovechado de mucha mejor forma (por ejemplo el interpretado por Jeff Bridges, que se queda en una aparición anecdótica cuando lo mejor hubiese sido sacarle mas provecho cómico).

De todas ahí no queda la cosa, porque hacia la mitad de la película de repente las tornas cambian y empezamos a encontrarnos con una especie de film cómico-romántico que nos habla de desengaños, de como debemos adaptarnos al mundo que nos rodea aunque esto nos cueste dejar de ser nosotros mismos y de cosas así que uno no sabe de donde están saliendo. Para terminar, los últimos 5 minutos tenemos un final pasteloso que ni llega, ni convence.

Lo único que me ha gustado de esta película es que he descubierto a Simon Pegg. No es que lleguen muchas pelis suyas por aqui, y cuando llegan tampoco hacen mucho ruido, pero esta claro que ahora mismo es uno de los comicos mas afamados que tienen en el Reino Unido. No se porque, pero el hunos inglés me gusta, y desde luego me ha quedado claro que quiero ver mas peliculas de este señor.

Eso y el retrato que nos ofrece del mundo del celuloide. Supongo que cuando uno va a ver una pelicula de este estilo pretende encontrarse con una visión glamurosa y exótica de lo que es pertenecer a este mundo, pero aquí se nos deja claro que no: que para estar ahí uno debe de tener mucho estomago, escalar a costa de lo que sea, y pelotear hasta no poder mas. Esto lo vemos claro en el personaje de Gillian Anderson (porque esta mujer no hace mas películas??) cuyo único fin es ganarse adeptos que promocionen a sus clientes según a ella le convenga.

En fin, una película que creo que podria haber dado mucho mas de si, pero que al final queda en nada. Para los que queráis disfrutar un rato de Megan Fox, no perdeosla porque sale guapísima (si yo fuera un tío o tuviera distinta condición sexual, estaría muy enamorada de ella) pero si queréis ver una comedia o una película romántica, olvidaos, porque no es nada de esas cosas. De echo, ni siquiera se que genero de película es......