martes, 25 de agosto de 2009

Stuck (Colaboración del Sr.Pons)

AÑO
2007
DURACIÓN
85 MIN.
PAÍS
EEUU
DIRECTOR STUART GORDON GUIÓN JOHN STRYSIK (HISTORIA: STUART GORDON) MÚSICA BOBBY JOHNSTON FOTOGRAFÍA DENIS MALONEY REPARTO MENA SUVARI, STEPHEN REA, RUSSELL HORNSBY, RUKIYA BERNARD PRODUCTORA COPRODUCCIÓN USA-CANADÁ-GB; RIGEL ENTERTAINMENT

SINOPSIS
Una joven enfermera celebra un posible ascenso en su trabajo, sin embargo tras tomar algunas sustancias ilícitas atropella un hombre que queda incrustado en su parabrisas. Como nadie es testigo del accidente piensa que puede salir airosa dejando que muera. Sin embargo a pesar de estar malherido, la victima luchara por su vida.

CRÍTICA
¡Que te mueras de una vez! ¿Te figuras ser atropellado? Mejor dicho, deja volar la imaginación. Un buen día te incrustan literalmente en el parabrisas de un vehículo. Quedas realmente malherido e inconsciente. Despiertas en un garaje cualquiera, te duele todo, sientes que te mueres. Pides ayuda. El que te acaba de atropellar decide no solo pasar de tenderte auxilio, debes morir para no ocasionarle problemas. Tú solo eres una mosca cojonera no un ser humano gravemente herido.

Sus palabras ¡Muere de una vez! Subversiva, crítica, malvada, grotesca, divertida, y simplemente pequeña joya del cine independiente con una contundente crítica a los estamentos establecidos de las instituciones publicas. Stuart Gordon es dos directores en uno. En un principio con Reanimator, Resonator, Dolls entre otras nos presentaba su cara “A”. El director Gore de serie b con zombis, naves espaciales y humor. Después llegaba la cara “B”. Un Gordon más serio sin perder su estilo transgresor en unos trabajos Nihilistas con fuertes dosis de realidad social con eso si, su humor negro marca de la casa.

Sin duda Stuck pertenece a la cara “B” de su autor junto a por ejemplo Edmond, protagonizada por la lolita de American Beauty “Mena Suvari” y el protagonista de Juego de Lágrimas “Stephen Rea”. Dos grandes actores que brillan en unos personajes perfectamente retratados. Un pobre hombre caído en desgracia se enfrenta a una enfermera ambiciosa adicta a las drogas sin ninguna catadura moral capaz de todo por quitarse de encima el problema. Pocos actores, presupuesto pequeño, escenarios que oscilan entre el hospital, garaje donde se desarrolla la acción y pocos exteriores luciendo por encima de todo un guión excelente y Kafkiano. A pesar del ya reconocido poco presupuesto, se nota la habilidad artesanal del autor en conseguir un perfecto acabado técnico en la fotografía, maquillaje y sus pocos efectos especiales. Resultando convincente una banda sonora que se alinea a lo extremo de la propuesta. Destacando los planos fijos de un ensangrentado Stephen Rea que retratan a la perfección su tortura.

Realmente te preguntas ¿En que manos estamos? Es decir la protagonista es una drogadicta capaz de asesinar en pos de su bienestar y sin embargo su trabajo es el de cuidar a ancianos. La doble cara de la falsedad cruelmente retratada sin faltar algo de gore característico de la casa. Perros comedores de carne humana, martillos y bolígrafos que sirven como arma mortal…etc.

Solida propuesta con ciertas lagunas en el guión que no son óbice para disfrutar de un caso terrorífico que increíblemente se asegura estar basado en hechos reales. Bien, si nos paramos a pensar la sociedad que nos rodea todo puede ser.

Lo Mejor: Su contundente crítica moral a todos los estamentos y a la personalidad humana.
Lo Peor: Ciertas lagunas.
Un 8.

Crítica colaboración de El Blog del Sr.Pons